Home / Blog / 9 formas de ayudar a tu amiga a planear su boda

9 formas de ayudar a tu amiga a planear su boda

Se el pilar que la novia necesita para tener la boda perfecta, te recomendamos realizar lo siguiente:

Cuando una amiga de toda la vida está planeado su boda, a pesar de “conocerla muy bien” la mayoría de las veces, sin previo aviso, sufre una transformación terrorífica mejor conocida como: bridezilla

Si tú ya pasaste por esto, la vas a entender perfecto y sabrás qué hacer, pero, si todavía no te casas, debes entender que este día es muy importante para tu amiga y que sólo es cuestión de tiempo para que ésta explote y todo deje de ser juegos y diversión. No te lo tomes personal, si ella te está pidiendo ayuda es porque te tiene mucha confianza. 

La cantidad de decisiones que deben tomarse y las cosas que se tienen que hacer son interminables, así que un poco de ayuda de tu parte será eternamente agradecido. 

Ayuda sin que te la pidan

Desde que tu amiga se comprometa, su mente estará algo nublada por tanta emoción, así que, si ya tienes experiencia, aconséjale lo que debe hacer antes que cualquier cosa (apartar la iglesia, el salón, música). Si no sabes qué se debe hacer, dile que estás ahí para lo que necesite. 

Mucha veces a la gente le da pena pedir cosas, así que sorpréndela con algo que necesite para su boda, la despedida de soltera, la fiesta de compromiso, entre otras cosas. La novia estará feliz de que alguien quiera hacerle una fiesta y se preocupe. 

No abuses, una cosa es que la ayudes y otra es que te sientas obligada a ir a todas las fiestas y compromisos. 

Vayan a comprar el vestido

Algunas novias prefieren ir con sus mamás, pero otras quieren a su mejor amiga ahí. Sea cual sea su decisión, ofrécele tu ayuda. Antes que cualquier cosa, pregúntale que presupuesto tiene y si ya hizo citas en las tiendas de novia para probarse diversos modelos.

Pídele también que te enseñe los estilos que busca y llévate una libreta para anotar los pros y contras de cada diseño. Ten mucho cuidado con cómo te expresas, una cosa es que no te guste el vestido y otra es que no sea el indicado para la novia. 

Protégela

Hagamos la suma: dinero + fecha límite + familia= desastre seguro. No importa si el problema es una mamá que quiere controlarlo todo o un organizador 
de bodas muy terco, trata de proteger a tu amiga de todo. 

Habla con ella desde antes y pregúntale si quiere que te encargues de algo en específico o si alguien la está poniendo nerviosa. Quítale un estrés de encima, ese será el mejor regalo de todos.

Ayúdala a poner las cosas en perspectiva

Imagínate que te marca para decirte que el chef que ella quería le acaba de cancelar porque tiene otra boda ese día. Para ella seguramente es la peor cosa que pudo haber pasado, pero tú debes ser compresiva y mostrarle mas opciones viables que conlleven a una solución.  

 

Dile a la gente lo que quiere la novia

Por lo regular eres de las personas que mejor la conoce, entonces sabrás si le gustaría o no tener strippers en su despedida de soltera o si sería feliz con fuegos artificiales en su boda. Pregúntale qué es lo que no quiere que pase y difunde la noticia a todos tus conocidos.

Elige tus batallas

Ahora sí utilizaremos el término de bridezilla. Si crees que tu amiga se está pasando de la raya o exige más de lo que debería, no tengas miedo de enfrentarla. Después de todo, son amigas por una razón y las verdaderas amistades deben superar los retos. 

Recuerda que es su día, es normal que se queje para que todo salga perfecto, pero hay un límite entre dejar que traten mal a hacer algo que sabes que la hará feliz. 

Investiga

Visita diversos sitos de internet en donde se hable de bodas, despedidas, tendencias, entre otras cosas. Las imágenes en Pinterest y artículos en revistas e internet te darán ideas para el gran día. Ella te lo agradecerá infinitamente y sabrá que sí quiere y no quiere en la boda.

Date cuenta cuándo debes retirarte

Es muy bueno querer ayudar, pero hay una delgada línea entre apoyar y ser muy intensa. Como todas las personas, la novias también querrán estar solas. Aprende a leer estas señales y aléjate un rato hasta que te pida ayuda nuevamente. 

Prepárate para NO hablar de la boda

Aunque no lo creas, hay otras cosas de las que pueden hablar aparte de la boda. Tal vez la novia quiera dejar de discutir qué manteles se van a poner en la recepción y le interese más saber sobre el final de su show favorito o que alguien más sea protagonista de la conversación.