Home / Blog / 6 ideas para darle uso a tu vestido de novia después de la boda

6 ideas para darle uso a tu vestido de novia después de la boda

¿Qué puedo hacer con mi vestido de novia después de que paso mi boda?

Es una pregunta que todas las novias nos hacemos para ser sinceros es que con lo difícil que es encontrar el vestido de novia ideal. y lo que cuesta económicamente, es una lástima que sólo nos lo usemos oficialmente una vez.

 

1.Guardar el vestido de novia como un recuerdo.


Sin duda la primera opción tiene que ser conservar el vestido como una reliquia, bien guardadito como oro molido, en su estuche  original y claro después de haberlo llevado a la tintorería para dejarlo como nuevo. El inconveniente de esta opción es encontrarle un lugar para guardarlo, y más si este es muy voluminoso.

 

2. Donar el vestido a alguien que lo necesita y no puede pagar por uno.


Si no pretendes sacar beneficio, esta es una buena opción para tu vestido, lo donas a una asociación y ellos se encargarán de venderlo para conseguir fondos económicos para su beneficencia Sencillo, rápido y solidario.

 

3. Rentar tu vestido.

Esta es una buena opción para recuperar parte del valor económico del vestido. Lo puedes hacer por medio de tiendas especializadas que exigen que esté en perfecto estado para ofrecerlo en renta, pero también puedes hacerlo tú misma a través de grupos de segunda mano en Facebook o páginas web de anuncios, así te  ahorras la comisión de la tienda. Para lograr esto, tienes que tener claro el precio al que lo vas a rentar, el tiempo en que te deberán devolver el vestido o si permitirás que la persona interesada le haga algunos cambios o ajustes para que le quede a su talla.

*Para mayor y seguridad de que te lo van a regresar en las mismas condiciones que  lo entregaras, te recomendamos, además de cobrar el alquiler por adelantado, pedir un depósito para devolverlo en el momento en que te entreguen el vestido.

 

4. Vender el vestido


Esta es una de las alternativas más usuales y claro una de las más redituables. Prácticamente el proceso es el mismo que en la opción anterior, sólo que debéis meditar bien el precio, teniendo en cuenta lo que les costó a ustedes, el estado del mismo y el tiempo que tiene. Debes de estar consciente de que tras venderlo, sólo te quedará el recuerdo en forma de fotografías…

 

5. Sesión fotográfica

Para que conservar el recuerdo puedes hacer una sesión fotográfica “trash the dress”
Si definitivamente quieres deshacerte del vestido o destrozarlo, te recomendamos hacer una sesión fotográfica “trash the dress“. En este tipo de sesiones la novia se mete con el vestido en el mar, se llena por la aren o lodo… esta es otra opción, y además te quedaran las fotos como recuerdo del momento.

 

6. Renovarlo


Esta opción aplica para las novias que hayan decidido usar un vestido más sencillo, sin encajes, sin brillantes… el hecho de renovar el vestido de boda es una alternativa perfecta para darle una segunda vida, ya que con la ayuda de una modista, se puede convertir en una prenda totalmente diferente como una blusa o una falda, o darle los toques necesarios para dejarlo listo para lucir en otra ocasión.